EL EQUILIBRIO MÁS IMPORTANTE EN NUESTRO CUERPO: ÁCIDO-BASE
Tiendas y servicios | Equilibrio de ácido base en nuestro cuerpo | Zoomin Eixample Esquerra - Barri Sant Antoni (Barcelona)
Compartir

En el cuerpo humano uno de los factores más importantes para gozar de una buena salud es el equilibrio químico  o pH, entre ácidos y bases que existen en nuestro organismo.

La escala del pH va del 1 al 14 siendo 7 el punto neutro, sin beneficios para la salud ni el rendimiento físico, es decir, para que nuestras células funcionen correctamente y de forma adecuada, su pH debería ser ligeramente alcalino y debería encontrarse alrededor de 7,4, ya que nuestro cuerpo trata de regularse para no caer en acidez metabólica ayudando así en el proceso de eliminar los desechos ácidos que consumimos a lo largo del día garantizando el correcto funcionamiento celular y corporal.

Cuando se produce un exceso de ácidos en la circulación hablamos de  desequilibrio. Cuando esto sucede, los órganos y tejidos están sometidos a un esfuerzo extra para mantener el pH de la sangre en valores estables, esto conduce a un desequilibrio del organismo, el cual se inflama, envejece y se vuelve cada vez más vulnerable a las enfermedades crónicas.

Hay que tener en cuenta además, que las células cancerosas tienen más dificultad para sobrevivir y multiplicarse si el pH es alcalino.

Otro factor influyente es el estrés oxidativo de los radicales libres producidos por: la radiación UV, los alimentos procesados, el tabaco, las bebidas gasificadas o el ejercicio físico intenso...

Aquí radica la importancia de consumir agua el máximo de alcalina posible, con un pH de grado 9 para ayudar en el proceso desintoxicante y obtener además:

  • Máxima hidratación: un pH neutro produce una ultra-hidratación del cuerpo (unas 6 veces más potente que con el agua común en tan solo 10 minutos)
  • Diurética: En un ambiente ácido las células del cuerpo empiezan a retener agua para preservar su pH alcalino, de ahí que mucha gente padezca de piernas hinchadas. Nunca hay que dejar de beber agua cuando hay retención de líquido, sino cambiar a agua alcalina para conseguir eliminar  y purificar los residuos ácidos del organismo, consiguiendo además una circulación sanguínea fluida.
  • Digestiva: El agua alcalina mejora el metabolismo, haciendo que se asimile mejor los alimentos ingeridos de forma que favorece la digestión neutralizando la hiperacidez gástrica, ayuda a la pérdida de peso a través de la descomposición de grasas en los alimentos y elimina la hinchazón del estomago.
  • Anti fatiga: Cuando realizamos ejercicio el pH del estomago tiende a bajar y acidificarse, entrando en un estado de “fatiga muscular”. Para aportar mayor energía durante la realización del ejercicio, evitar degradación, cansancio, las famosas agujetas musculares o posteriormente como recuperador de sales minerales perdidas durante el ejercicio es esencial el consumo de agua el máximo de alcalina posible.

Artículo elaborado por:

Núvol Natural
Casanova,119
Barcelona


Consultar más