TICKETS, la vida tapa Y 41º

Los hermanos Albert y Ferran Adrià inician un proyecto gastronómico en Barcelona junto a los hermanos Iglesias, responsables de la gestión diaria de los locales.

Este proyecto quiere ser el reflejo de la imagen actual de la ciudad, creativa e innovadora que apuesta con ímpetu por la gastronomía. Y el escenario elegido es el Paral·lel, por ser la cuna del teatro y del cabaret en Barcelona y el emblema, durante décadas, de la vida social y cultural de la ciudad. Una zona de nuevo en ebullición que es protagonista de la vitalidad de nuestra ciudad y que ha vivido dos alegres episodios recientemente con la reapertura de El Molino y del Arteria Paral·lel. El Paral·lel de antaño, trufado de teatros, vuelve por sus fueros y quiere recuperar el espíritu de una ciudad que fue reflejo de una explosión entusiasta de alegría y cultura como nunca se ha vivido en España. El Paral·lel se convirtió en un mito que los barceloneses en uno u otro momento han echado de menos y que ahora todos podemos revivir gracias a la suma de iniciativas públicas y privadas.

Está situado en el número 164 de la avenida del Paral.lel esquina con las calles Tamarit y Entenza. En el edificio Flotats, construido en los años 30, se emplazan los dos conceptos gastronómicos, el área de tapas y la coctelería, que se unen por un pasillo interior y comparten zonas comunes.

El local consta de dos espacios diferenciados en cuanto a oferta y estética. El primer espacio llamado TICKETS, es un local de tapas contemporáneas, evolución tranquila de la tapa tradicional y el segundo, 41º una coctelería clásica con una oferta gastronómica ilusionante y cargada de creatividad donde no hay límites a la imaginación.

En 1991, Albert y Ferran Adrià empezaron a dialogar con las tapas en elBulli, y convirtieron este concepto en algo muy importante en su manera de entender la cocina. Desde entonces se ha producido una continua evolución.

El origen del proyecto nace con Albert Adrià, que tras varios años en el bar Inopia, decide evolucionar una propuesta que estaba limitada por las dimensiones físicas del propio local. Y en esta tesitura involucra a su hermano Ferran, que se entusiasma de inmediato con el proyecto por la dimensión cultural que se le pretende otorgar, y a los hermanos Iglesias, Juan Carlos, Borja y Pedro, propietarios del Restaurante Rías de Galicia, emblemática marisquería de Barcelona, y descendientes de una familia de restauradores de larga trayectoria.

El TICKETS tiene una fachada de 40 metros llena de enormes cristaleras en las que, en forma de vitrinas y escaparates, se ha instalado un timeline cultural de las historia de la tapa. Este proyecto de explicar a la gente el proceso histórico de implantación de la tapa como elemento intrínseco de la cultura popular le resulta particularmente interesante a Albert y Ferrán Adriá. Así pues, como ejemplo, se expone un ejemplar antiguo de un diccionario de la Real Academia de la lengua donde aparece recogido por primera vez la palabra tapa, mapas antiguos y modernos de lugares donde la tapa ha formado parte de su cultura, de España y del extranjero, fotografías de platos y lugares emblemáticos, elementos artísticos y artilugios varios, botellas antiguas de bebidas clásicas de acompañamiento de las tapas, y en fin, todo el material que se ha podido recoger en relación a la historia de la tapa.

Para sus creadores, la vida tapa es un concepto global que une la gastronomía a una forma de entender la vida. Una forma divertida de comer que convierte a quien participa en intérprete de una obra de teatro, de una revista de coristas, de un vodevil circense, en protagonista de un entremés cantado. Una puesta en escena de la vida misma. En la vida tapa no hay lugar para el aburrimiento, para la tristeza y la soledad, lo hay para las risas, la complicidad y las buenas compañías.

El local consta de varios espacios. Una primera barra es el reflejo de la Barcelona mediterránea, la del azul del mar, la del sol luminoso de las mañanas. Despertarse en Barcelona no es lo mismo que despertarse en otro lugar, la luz es especial y se busca dotar a este espacio de la misma luz especial. Se ve la Barceloneta con sus balcones y persianas y a los cocineros cocinando como asomados al balcón. Una de las piezas más singulares del TICKETS es la principal de las dos barras de esta zona, una mesa baja que en realidad es una escultura de siete metros de largo y construida a mano en una sola pieza. Jamones Joselito cortados a cuchillo, ostras varias presentadas a la gallega, en escabeche, en salsa verde, en salpicón, naturales, nécoras del vivero a la plancha, gambitas rojas y minicigalitas de la costa brava, caracolas de mar y navajas de las costas gallegas. Bruños, almejas de la ría, mejillones. Es nuestro destino hacernos a la mar en esta barra, lugar de sueños y sorprendidas miradas, donde chuparse los dedos y picar lo mejor de cada puerto.

Un segundo espacio central, una barra llamada la estrella, es el centro neurálgico de la bebida. Ubicada a continuación y formando parte del entorno de estética mediterránea, será el lugar donde, con merecido mimo y cuidado, se tira una exquisita Estrella Damm tan brillante de color como el trigo bañado por el sol y tan fría como un iceberg de primavera. La misma receta original de 1876 que le da su característico sabor envolvente y suave. Una buena caña tirada por personal especialmente formado por Damm que es la compañía perfecta de una buena tapa.

Una oferta cuidadosamente seleccionada de vinos le da el contrapunto sofisticado a un local cervecero por excelencia. Unas cuantas denominaciones españolas y de ellas una muestra de las mejores familias bodegueras de este país. Vinos de Peter Sisseck, Alvaro Palacios, Juan Luis Cañas, Joan Juvé, Paco Torelló y Marisol Bueno. Bodegas emblemáticas como Amaren, Numanthia, Muga, Lustau y Castell del Remei. Proyectos ilusionantes de bodegas emergentes, como los nuevos vinos de Quim Vila. Y la única bodega mundial de la carta, referencia y ejemplo del prestigio del trabajo bien hecho, Moët & Chandon. Lo mejor de cada casa.

La chispa de la vida, conocida en petit comité como Cocacola, mítico refresco de cola, nos dará juego por su sabor y su color y tenía que tener, en este proyecto global, su espacio en la vida tapa.

La tercera barra, conocida entre nosotros como el gallinero o el camarote de los Marx, es un espacio pequeño para los más canallas y truhanes. Y conocemos unos cuantos. Bien apretaditos, en la entrada al local, presiden el paso ceremonioso de los clientes que entran y piropean, como Romeo en el balcón de Julieta, a chicos y chicas que se lo merecen. Y brindan por los nuevos tiempos que llegan a Barcelona.

La cuarta, una barra alta de cómodos taburetes y estética futurista, es donde se sirven los chuchis. Los chuchis son un estilo de llevarse un manjar a la boca. Un bocado, o dos, o tres, que acariciamos con los dedos. El pan en nuestra cultura mediterránea es como el arroz en otras, el acompañamiento para todo y aquí lo utilizan para montar delante de los clientes varios tipos de tapas con producto fresco. Es la zona en la que se da rienda suelta a la creatividad. Chuchis de erizo con aguacate y gelatina de menta, de sepietas con cebolla en su tinta y pasta de almendras, de corte de helado de manchego, de panceta con salsa de mostaza y pepino crujiente. Esta barra s también donde las ensaladas cobran protagonismo. Alcachofas con suero de idiazábal ahumado, aceite de avellanas y huevas de mújol, menjar blanc de almendras con consomé de jamón ibérico, sandía a la parrilla con tomate concassé, pistachos y albahaca y un sinfín de ideas más que rondan por Albert y Ferrán.

La parrilla, con la estética industrial de un contenedor del puerto de Barcelona, es el lugar donde, entre otras cosas, se elabora lo más sencillo y a la vez lo más complicado, el pan con tomate. Será por tomates en esta barra. Si como en la historia del barón de Munchausen a alguien le dijeran que se llevara su peso en tomates aquí aún sobrarían muchos tomates. Además de ser una fuente de mimo a todo tipo de carnes, de pinchos, planchados, de panes al vapor rellenos o acompañados, de piñas o sandías a la parrilla y en fin y resumiendo, de todos aquellos productos que tienen un romance eterno con una buena brasa.

Y por último, la niña bonita, la golosa, la de las tapas dulces. La magia de los postres en el país de las maravillas. Caía por su propio peso el peso de los postres en la vida creativa de Albert. Es una feria, con sus bombillas colgantes, su carpa de circo, sus máquinas de algodón de azúcar, de horchata, de granizados, sus vitrinas llenas de postres de colores. Para quedarse con la boca abierta si se es un niño. Y si no, también. Quiero esto, y esto, y un poco de esto y un trocito de aquello. Corte de barquillos rellenos de praliné con helado de turrón, arrope y tallaetes con helado de canela y jengibre, granizado de naranja con vermut blanco, mató de drap con miel crujiente, fresas crujientes bañadas en chocolate blanco y yogur y muchos más. Carrito de helados de los de antes con helados de los de antes. Y como no podía ser de otra manera, para acabar, un café Lavazza.

La colaboración de Cocinas Flores Valles ha permitido diseñar una cocina a medida, llena de detalles y caprichos. Con espacios completamente distintos y extraordinariamente bien ejecutados Flores Valles ha construido una cocina concebida para desarrollar el caudal de ideas gastronómicas que se quieren crear.

Compartir, conversar, probar e ilusionar, esto es TICKETS la vida tapa. Una manera de entender la vida a través de la gastronomía.


El 41º, de 120 metros, camina con paso discreto y voz baja, casi callada, pero tras tan humilde fachada se esconde un portentoso volcán de creatividad, ideas e ilusiones. Se trata de un local con una personalidad propia y de estética industrial que simula un plató de cine. Donde la coctelería clásica está presente pero en la que cogen relevancia los cócteles contemporáneos acompañados de snacks creativos, en su versión salada para antes de ir al cine, o después de salir del teatro, en su versión dulce.

El mundo de los cócteles cada vez estará más presente en la oferta gastronómica barcelonesa. Por ello, sus creadores quieren aportar su granito de arena con una propuesta que por un lado cubre todos los aspectos tradicionales de la coctelería, con especial énfasis en ser muy puristas en el respeto a esa tradición centenaria, y que además se puedan aportar, progresivamente, sus inquietudes acerca de este excitante mundo. Para acompañar a los combinados se recuperan algunos de los Snacks ya clásicos de Albert y Ferran, el corte helado de parmesano, el Airbaguette de jamón ibérico, las Minimozarellas esféricas con albahaca, las Hojas de mango con flor de Tagete, los Pistachulines de yogur, el Brioche al vapor con mozarella, y otras propuestas creadas especialmente para el 41º. También tienen Los inflados, todo un abanico de cereales fritos aromatizados de diversas formas, y una propuesta única, “la caja de galletas”, donde a pequeña escala se crea un surtido imaginativo de acompañamientos para cócteles en versión salada.

Acompañamientos gastronómicos sofisticados con algunos toques exóticos. Aquí también se sirven cinco tipos de ostras pero de manera diferente. Si en la barra mediterránea del TICKETS la influencia es española aquí el mundo no se queda pequeño con su inmensa paleta de sabores. Ostras con gelatina de limón, menta y fingerlime, con ponzu de yuzu y huevas de salmón, con grasa de jamón ibérico ahumado, con puré de raifort y lichis, como ejemplo. Un lugar para el caviar, para el merengue seco de arándano negro con yogur y albahaca, las fresas impregnadas de campari, mandarina y menta, el bocadillo de merengue de agua de tomate con panceta adobada, las mini mozzarellas esféricas con albahaca y muchos otros snacks. Hay un lugar, que suelen reservarse los amantes de todo lo bueno en sus agradecidos corazones, para el caviar, las huevas de salmón y el gran champagne. Un rincón para un “shoot caviar” y para evolucionar diferentes ideas que rondan por sus bulliciosas cabezas.

Contacte
Av. Paral·lel, 164
08015 Barcelona

WEB
Making Of

 

 

 

 

 

 

 

Productes i Serveis

Tapas y Copas

    

Fotos

TICKETS la vida tapa Y 41º | Tapas | Copas | Zoomin Barri Sant Antoni - Eixample Esquerra (Barcelona)

TICKETS la vida tapa Y 41º | Tapas | Copas | Zoomin Barri Sant Antoni - Eixample Esquerra (Barcelona)TICKETS la vida tapa Y 41º | Tapas | Copas | Zoomin Barri Sant Antoni - Eixample Esquerra (Barcelona)

TICKETS la vida tapa Y 41º | Tapas | Copas | Zoomin Barri Sant Antoni - Eixample Esquerra (Barcelona)TICKETS la vida tapa Y 41º | Tapas | Copas | Zoomin Barri Sant Antoni - Eixample Esquerra (Barcelona)

TICKETS la vida tapa Y 41º | Tapas | Copas | Zoomin Barri Sant Antoni - Eixample Esquerra (Barcelona)

TICKETS la vida tapa Y 41º | Tapas | Copas | Zoomin Barri Sant Antoni - Eixample Esquerra (Barcelona)TICKETS la vida tapa Y 41º | Tapas | Copas | Zoomin Barri Sant Antoni - Eixample Esquerra (Barcelona)

Mapa
 
 
 
TICKETS la vida tapa Y 41º | Tapes | Copes | Barri Sant Antoni | Zoomin.es